culturburo

A GOLPE DE MANIFIESTO

        P0125690001

                                                                                         Foto- Credit © European Union, 2013

Nos repetimos pero la cosa es seria, parece que de momento Europa sigue viva, aunque respira con dificultad. La idea de Europa se desvanece, se le está vaciando su identidad, desde dentro, con premeditación y alevosía. En este momento vaga sin rumbo entre reuniones del Consejo, declaraciones de intenciones, y posturas excluyentes. Los resultados no llegan, y cuando llegan es tarde y toman forma de medidas paliativas o simbólicas que se antojan insuficientes.

Ante esta situación, los intelectuales vuelven a salir al rescate -otra vez-  a ver si a base de dar la paliza consiguen modificar el curso de los acontecimientos. Es innegable el esfuerzo que últimamente se está haciendo desde este lado. Esta última apuesta se llama “Manifiesto por la Unión” y muestra la importancia de la política ante el ocaso, poniendo en valor el recorrido y las ideas que conforman Europa. Es la tercera vez que salen a pedir una Europa políticamente unida frente a los crecientes nacionalismos -que se pensaban ya superados a estas alturas de la película- y ante un Gobierno de la Unión que corre detrás de los mercados en una especie de partida de  Monopoly. De momento son éstos los que ganan la partida, los Gobiernos han asumido sus reglas.

Los firmantes  ( entre otros, Umberto Eco,Julia Kristeva, Bernard-Henri Levy, Antonio Lobo Antunes, Claudio Magris) consideran necesario volver a recordar cómo empieza este tinglado europeo antes de que nos lleve la sinrazón de aquellos que entienden una Europa sin Grecia, Italia o España,  lanzando nuevas proclamas populistas de los Cameron de turno  que cuando las cosas se le complican en casa prefieren mirar para otro lado, en este caso para el continente, y culpar a otros -y si es a Francia mejor – “Good bless Canary Wharf”.

Este manifiesto se une al “Somos Europa”de mayo de 2012 donde de nuevo los intelectuales   pedían que se hiciera un poco de caso a la sociedad civil aprovechando que el año pasado fue el Año Europeo del voluntariado.

Y a la mesa redonda del Rey Arturo, alias Barroso, con un grupo de caballeros intelectuales, en la que debatieron, entorno a la relación de Europa con la cultura  y que tuvo lugar en septiembre del año pasado.

Son tres manifiestos a favor de una Europa Unida, de una Europa que parte desde los ciudadanos, y que ,aunque no lo parezca, resulta ser el tema elegido para el Año Europeo 2013.

En el libro “Remappings”  de ECF labs (que aprovechamos para informar que el que lo quiera  que lo pida, que te lo envían (Gratis) se plantea la necesidad de relanzar la “story” particular en contraposición de “historia”oficial. Aunque sea algo repetitivo, estas “stories” deben tomar como base iniciativas ciudadanas, abriéndose así  un periodo donde prime la necesidad de poner en valor nuevas narrativas para reivindicar esa Europa construida por todos y me refiero a los ciudadanos que la conforman, que nada tiene que ver con Barroso, Merkel o con recomendaciones de Lagarde, Hace poco afirmaba Pere Portabella – firmante del Manifiesto de UE y Cultura-  “Los protocolos de comunicación entre europeos están poco afinados … la escasa relación entre grupos de poder y los ciudadanos … La Europa política no será verosímil sin un espacio pluricultural europeo que ponga en contacto la diversidad cultural.  Señalando así que la puesta en valor las nuevas narrativas europeas conseguirá abrir el debate y reflexionar sobre espacio cultural compartido en contraposición a las tendencias que impulsan la homogeneidad que relanzan (de nuevo) posiciones nacionalistas, y que pueden llegar a ser posiciones excluyentes y peligrosas.

Es por tanto el momento de exigir a nuestros representantes que desarrollen instrumentos que de una vez por todas  nos permitan apropiarnos del discurso de una Europa plural, desde la ciudadanía. No debemos permitir que los políticos actuales rompan con lo conseguido con el esfuerzo de todos los ciudadanos de los países miembros.

Esto se conseguiría si existiera un verdadero interés de los poderes públicos  – que tienen que tomar medidas para que la sociedad civil construya sus “stories diarias”  ( como por ejempo los jóvenes que han disfrutado del Programa Erasmus,  o el actual proyecto Eunamus – ¿Que pueden hacer los museos para una mayor cohesión en Europa en el futuro?). Ya estamos cansados de buenas palabras e intenciones, working plans, etc,-  se necesitan hechos. Resaltamos aquí un último ejemplo del bla,bla,bla europeísta o para ser más formales- del gap entre el discurso y la realidad: desde la presidencia irlandesa se afirmaba que  la cultura entraría de lleno en la Agenda Europea, sin embargo y de momento, si nos atenemos a los hechos reales, la verdadera importancia que ocupa la cultura para esta presidencia de turno se reduce a 4 líneas – si 4-  dentro de un programa de 50 páginas,. Y a la espera de ver si finalmente se aprueba el presupuesto rechazado en noviembre y que al sector de la cultura le interesaría especialmente que como mínimo se aprobara sin recorte – se puede firmar en la campaña de apoyo en We are more

Advertía Hollande esta semana en el PE “El riesgo ya no es la indiferencia sino el rechazo a la idea europea”. Por lo tanto esperamos que se establezcan los instrumentos que faciliten la experiencias compartidas dentro de la idea de Europa y no sea necesario un cuarto manifiesto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 6, 2013 por en Unión Europea.
A %d blogueros les gusta esto: