culturburo

ROBIN HOOD EN SHERWOOD

Image

 Hacía largo tiempo que no pasábamos por aquí pero hemos pensado que ahora era el momento de volver tras dos incidentes que, aunque de distinto calado, reflejan la situación de las “artes” en el marco de la UE: los premios Goya y la conferencia “Financing creativity” que ha tenido lugar en el marco de la presidencia de turno de la UE de Grecia (en que momento, para este país).

 Por un lado, destacar que lo más sonado de la pasada “fiesta de la industria del cine español”, fue la ausencia del titular de la cartera (de cultura). Algo que parece cuanto menos extraño, puesto que había acudido anteriormente a las entregas de otros “premios menores” del sector, como los premios Forqué.

 Es difícil no ser mal pensado en estos tiempos, pero resulta poco creíble, que una reunión de 20 minutos con el Ministro británico en una salita del despacho de éste, sea algo tan ineludible como para no participar en esta gala. Por el contrario, parece una estrategia mediática propia de la bravonería “wertiana” para aparecer en algunos medios favorables como aquel “Robin Hood” neoliberal, que ha despojado de privilegios a un sector sobresubvencionado y que lo retorna triunfante al tesoro público vía recortes y subida de iva (demagogias aparte)

 Algo muy distinto es la realidad. Según datos de la Fundación Aisge el 72,9% de los actores españoles no puede vivir exclusivamente de los ingresos que percibe por su actividad empresarial, y el 65% ni siquiera logra trabajar más allá de tres meses a lo largo del año, hablamos de casos como por ejemplo el de la ganadora del Goya, Marián Álvarez que confirmaba hace pocos días que no tenía ningún proyecto de largometraje a la vista.

 A falta de Ministro, que además de la importante reunión y dadas las horas que acabó la gala, decidió seguir el consejo médico a raja tabla de dormir 8 horas, el  “marrón” le tocó al Secretario de Estado, Lassalle. Un Secretario de Estado que parece querer irse, pero que no le dejan, y al que ya se le nota el cansancio, asistiendo atónito a las medidas que una tras otra le van imponiendo en su cartera, todas encaminadas a implementar el desmantelamiento planificado y progresivo de lo público (en este caso de la cultura) y por supuesto, sin alternancia a la vista.Somos muchos en el Ministerio los que estamos trabajando para convencer a Hacienda de que baje el IVA cultural’, dijo Lassalle ante las críticas que recibió en la gala…¿Cómo lo conseguiría para ARCO? (nos tememos que otra vez se enteró por el clipping de prensa del Ministerio)

 El segundo incidente, ha sido en la conferencia Financing Creativity” en Grecia, que se celebró en el marco de la Presidencia de turno (la griega, of course) de la UE. En este caso su ministro, a falta de una reunión con el ejecutivo británico, no tuvo más remedio que asistir. Allí se presentó dispuesto a vender la política de gobierno en cultura… el sector estaba preparado y ante los estupefactos delegados del resto de países, se lió una buena entre los abucheos y las risas de un grupo que de “artistas” (según se autodefinen en el video que hemos podido ver) y un ministro que se enfrentó a los que protestaban con el peor insulto que se le ocurrió “sindicalistas” . La Comisaria Vassiliou – que pasaba por allí- y a la que le tocaba hacer la intervención posterior, pensó que igual ya lo dejaba “pamañana”, que estaba la cosa muy calentita para decir nada en esos momentos… Es justo reconocer a la Comisaria, ya con más calma su comprensión hacía las protestas,  tanto en twitter como al comienzo de su intervención el día siguiente. Además de esto, nada nuevo destacable. Hizo un recorrido por las nuevas líneas que ya hemos tratado varias veces en este blog (Cultura como el eje fundamental de los valores europeos, el valor de las ICC en el impacto económico de la UE, la nueva línea de financiación “Facility Guarantee”). Bueno, quizá destacar esta última como la gran apuesta de la DG de Educación y Cultura, que comenzará a partir del 2016 dentro del Programa Creative Europe y que dotará a las pequeñas y medianas empresas culturales y creativas de fondos para la capacitación y  ayudas a la internacionalización, (ya que según estudios que maneja la Comisión, las ICC carecen de la capacitación necesaria, datos preocupantes como que el 60% de las ICC no cuentan con plan negocio). Y finalmente, hizo un  llamamiento a los Estados Miembros para impulsar una estrategia al respecto tanto a nivel nacional como regional…que por ahora, poco o nada tiene que ver con las políticas emprendidas.

 A todo esto las elecciones europeas están a la vuelta de la esquina, y el sector cultural ( como el resto de la ciudadanía) las vislumbra con poca o ninguna esperanza de cambio…

 Últimamente se ha hecho evidente que existen dos Europas, también dentro de la Comisión. Por un lado, la Europa social representada principalmente por las Comisarias de Educación y Cultura, Medio Ambiente, Agenda Digital, Asuntos internos… Y por otro lado, los comisarios de Competitividad y Asuntos Económicos (que realmente tienen poder de decisión). Dicho esto la parte de la Comisión “social” parece que está decidida – a menos a nivel discursivo (que no presupuestario)- a tomarse la cultura en serio, tanto desde su vertiente económica, como conceptual, presentando una alternativa a la industria tradicional dificilmente recuperable (aún destruyendo las condiciones laborales (España) o cerrando la “puerta”( discurso Marie Le Pen en Francia, UKIP en UK etc).

 En este sentido y ante la situación actual, Culture Action Europe, siempre activos en estos últimos tiempos, publicaba un manifiesto, que se ha enviado como una carta abierta a los futuros MEPs ante las nuevas elecciones.

En este manifiesto se destaca cómo las políticas emprendidas en los últimos años, han provocado una desafección y una crisis de confianza en Europa (solo el 33 % cree en la instituciones). La crisis de austeridad (no sólo económica sino política y social) ha llevado al crecimiento de ideas que promueven otros sentimientos muy contrarios a los deseados y “vertebradores” de la Unión como la xenofobia (veáse el auge de los partidos nacionalistas de extrema derecha y sus correspondientes discursos), que se ha convertido en un nuevo reto para Europa…Por eso, este manifiesto subraya la cultura como un pilar fundamental para afrontar estos retos…y aún siendo un discurso evidente, dado los últimos acontecimientos parece necesario recalcarlo.

 En el manifiesto se propone que como primer paso de una verdadera democracia basada en los ciudadanos la estructuración de procesos democráticos más integradores y transparentes de participación de la sociedad civil, y que por supuesto deben impulsarse desde abajo, desde lo cercano, desde una política local que transvase a lo regional y a lo nacional. Ante esta llamada los Gobiernos han decidido optar por medidas contrarias, cediendo en manos privadas todo aquello que no se considera pramente esencial (es decir sin beneficio económico para las arcas municipales ). Así, nos encontramos medidas como la Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local en España o incluso en Francia, La ley de modernización de la acción pública ( a falta de ver su articulación)

Como apreciamos, parece que  la erosión de la escena pública europea ,a través de las políticas nacionales, es evidente (y así se muestran en los dos ejemplos de protestas, llevados a cabo sector cultural) y es propiciada por la pérdida de la legitimidad democrática, ante una política de mercado, en algunas ocasiones impuesta, en otras simplemente adoptada sin más. Ahora se da una vuelta más de tuerca al ceder ,también, la base de la democracia, representada a en la política local y transferir competencias estructurales a la empresa privada, obviando aquello que “cuece y enriquece” no sólo al grupo social sino al individuo que lo compone. La innovación y la dinamización social,  tan cacareadas últimamente en los discursos a nivel europeo,  se hacen imposibles si no se aplica a las políticas nacionales, comenzando en la base de la democracia y la participación que se encuentra en el ámbito local .

 Algo parece que está claro, para que la política de mercados triunfe es necesario establecer elementos de desestructuración social, de enfrentamiento político, de apatía cívica, cercenando la cohesión social, creando una sociedad abatida y erosionada, sin confianza en la estructura política y sin ninguna posibilidad de acceso a estructuras que de gobernanza democrática, un asalto continuado y persistente, un Robin Hood en Sherwood.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en marzo 5, 2014 por en Eventos, Recortes, Unión Europea y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: